LOGIN       CONTACTO

DEFENSA DE RECURSOS >> SITUACIÓN REGIONAL

En la década de 1980 Brasil reconoció la importancia estratégica y las reservas de innumerables recursos naturales del Amazonas para su desarrollo futuro. Con ese conocimiento presente creó uno de los proyectos de protección de los recursos nacionales más importantes del mundo, el SIVAM/SIPAM - Sistema de Vigilância e Proteção da Amazônia – o Sistema Integrado de Vigilancia y Protección del Amazonas.

El SIVAN fue proyectado y ejecutado con la visión de futuro que contemplara el control total sobre las riquezas del Amazonas, resultando así como el motor que permitió que las industrias aeroespaciales, pesadas y de electrónica y las FF.AA del Brasil dieran un enorme salto cualitativo y cuantitativo en sus capacidades de desarrollo industrial sostenible.

Al mismo tiempo, lograron el absoluto control del espacio aéreo, terrestre y ribereño del Amazonas en tiempo real, las 24 horas del día y los 365 días del año.  El SIVAM impulsó el desarrollo para una serie de empresas que se han convertido en colosos industriales: Embraer, Helibras, Mectron, Omnisys, Odebrecht, AEL Systems o Avibras, que entre otras contribuyen con el 3,7% del PBI brasileño, que se traduce a unos 70.000 millones de dólares según datos oficiales de 2014 del ABIMDE (Associação Brasileira das Indústrias de Materiais de Defesa e Segurança), esto siendo producto de contratos nacionales y de exportación, constituyendo así el corazón de las industrias brasileñas de alta tecnología.

En la primer década del siglo XXI se produjo el descubrimiento del mayor yacimiento petrolero off shore del mundo, contando con reservas de hidrocarburos situados bajo una capa de sal de más de 2.000 metros a 250 kilómetros de la costa y a 7.000 metros de profundidad, que se estiman en tres veces las reservas existentes en Arabia Saudita.

Redoblando los esfuerzos que Brasil comprometió en el SIVAM, en 2005 aprobó un plan de modernización de su Armada para la protección de estos yacimientos con una inversión estimada de 30.000 millones de dólares hasta 2025, dentro del programa llamado Amazonia Azul.  Al día de la fecha, la explotación de hidrocarburos off shore de Brasil aporta el 27% de los más de tres millones de barriles equivalentes de petróleo y gas que produce el país por día.

En cuanto a Chile, este país ha mantenido una política sostenida de reequipamiento de sus FF.AA y FF.SS, dando un uso razonable a las inversiones que provienen de la llamada Ley del Cobre. De este modo Chile tiene en claro que sus intereses a garantizar se centran en la protección de su gran Zona Económica Exclusiva, sus estratégicas reservas minerales de cobre y litio y, por último, el control y protección del pasaje bioceánico desde el Pacifico, ruta de vital importanciapara el comercio internacional y propio.

Uruguay como Paraguay, dentro de sus limitados recursos, se encuentran asimismo llevando a cabo proyectos para la salvaguarda de sus múltiples riquezas.En el caso del primero se ha embarcado en un programa para el control marítimo de su proyección oceánica en el Atlántico. En el caso del segundo, su interés se centra en proteger la integridad y biodiversidad amazónica y los incipientes pero preocupantes casos de insurgencia que están sucediendo en los últimos tiempos.

Diseño web: Eplaxo